jueves, enero 17, 2019

Salmo XIII



CLAMOR CONFIADO

Me olvidaste, Señor, me abandonaste,
lejos de tus bondades infinitas;
en la tribu feliz de los gaditas,
allí, me acomodé y me acomodaste.

Y, empero, la tristeza, día y noche,
noche y día, alejado de tu Faz,
destrozaba mi paz,
y hoy humilde convierto en el reproche
de comprender que sé que eres capaz.

Derrota al fin, Señor, a mi enemigo,
que no celebre ufano su victoria,
que mi amigo es tu Gloria
y quien busca vencerme el propio ombligo.

Aléjame, Yahvé, de la tristeza,
sé tú mi fortaleza,
que en ti sólo desee
abrazar el Amor
que tú expandes, Señor,
y que ante mi rival no titubee.

¡Vaya a ti mi saeta y mi cuplé,
aunque los distorsione la falacia
de aquel que se divorcia de tu Gracia
y se enamora de una falsa fe!

¡Goce el títere breve en su acrobacia!
¡Báñese el Tío Gilito en su parné!
¡Presuma el charlatán de democracia,
que clero, ejército y aristocracia
la limita y define en su abecé!

¡En ellos no hay verdad!
¡Sólo hay felices curas
en el credo inmortal de tus Alturas!
¡Salud y Libertad!

Jesús María Bustelo Acevedo

Libro de los Salmos de David

lunes, diciembre 31, 2018

¡Feliz Año Diez y Nuevo!



¡FELIZ AÑO DIEZ Y NUEVO!

El tiempo raudo se mueve
y este 2018
se nos va volviendo pocho
sin que nadie lo renueve,
porque el año 19,
entre el Belén y el Acebo,
se presenta ya, y me atrevo
a augurarle un gran destino
al que a saludarlo vino:
¡Feliz Año Diez y Nuevo!

Jesús María Bustelo Acevedo

martes, diciembre 25, 2018

Mensaje de Navidad de Su Majestad el Buey




MENSAJE DE NAVIDAD DE S.M. EL BUEY

Mensaje de Navidad
de Su Majestad el Buey,
que, saludando a la grey,
quisiera felicidad,
alegría y libertad,
desearos, con la chula
pareja mía (la mula),
y amor, salud y esperanza
de la que triunfos alcanza
y por la verdad postula.

¡Come, ríe, baila, bebe
disfruta la Navidad,
que el corazón se renueve,
Feliz 2019,
Paz, Amor y Libertad!

Jesús María Bustelo Acevedo

domingo, diciembre 23, 2018

Salmo 1



LOS DOS CAMINOS

Dichoso aquel que no sigue
la senda de los impíos,
el pecado no persigue
y no hay nada que lo ligue
a cínicos albedríos.

Dichoso el que se complace
en la Verdad del Amor,
que es la pureza interior
y eterna en que se nos hace
a imagen del Creador.

Dichoso aquel hombre manso
que la Ley de Dios susurra,
cuando en el mercado curra
o cuando encuentra descanso.

Él es el árbol fecundo
plantado firme delante
del noble río abundante
lejos del ruidoso mundo.

Y allá pleno, bardo y verde,
no le abrasará el juicio
de aquel que, preso del vicio,
entre pecados se pierde...

¡Él, que es justo
igual que el fértil arbusto,
va ligero de equipaje
por amor, por fe, por gusto,
y así nunca
jamás se seca o se trunca
ni se amustia su follaje!

Jesús María Bustelo Acevedo

sábado, noviembre 24, 2018

La Anunciación



LA ANUNCIACIÓN

El ángel vino hasta María,
que era la Gracia y el Humor,
que es la Alegría
del Señor,
y dijo: "Escúchame y no temas,
olvida todos tus problemas,
que es recordarlos un error;
haz de saber, llena de Amor,
que un descendiente de David,
el que a Goliat, en buena lid,
desjarretara sin rencor,
vendrá a albergar tu santo seno;
Jesús de nombre llevará,
el Nazareno,
eterno Rey,
que salvará a toda la grey,
y del Amor
los volverá
a la única Ley."
"¡Hágase en mí -dijo María-
la Voluntad
de la Feliz Divinidad,
y no la mía,
que en ello está mi Libertad!"

Jesús María Bustelo Acevedo

lunes, agosto 20, 2018





Tú, que vives en tu iglú,
tú, que sin decir ni mu,
que cuando todo no va bien
no dice... ¡ojú!,
que cuando todo sí lo va
no dice... ¡jajejijojú!...

Tú, que vives en tu iglú,
soñando con la bella Lola... o Lulú,
tratando de entender la magia... o vudú,
esperando algún maestro... o gurú...
Vamos a bailar la bamba... o el bambú,
y brindemos con champán... o con champú,
y deja ya la ambigüedad... o el ambigú...
Da lo mismo si eres indio... o hindú...
Oye el pío pío pío... o el cucurrucucú...

Tú, que vives en tu iglú.
da lo mismo de París... o del Perú,
o si eres esquimal... o eres zulú...
Simplemente es un poema de Jesú...
Tú, que vives en tu iglú...

Jesús María Bustelo Acevedo

viernes, julio 13, 2018

Las Marías Corredentoras



LAS MARÍAS CORREDENTORAS

Ya corre corredentora
María desde su torre,
que, más que correr, descorre
todo el velo triunfadora,
y al descorrerlo socorre
de la privación tupida
a esa humanidad perdida,
que, ya descorrido, entra
donde de nuevo se encuentra
con la verdadera Vida...
Ya María nos redime
de aquello que nos oprime,
crucifica y ejecuta,
y a Magdalena, que fuera
discípula y compañera,
la libera de esa astuta
gran ramera...

¡Ya corre corredentora
María desde su torre,
que, más que correr, descorre
todo el velo triunfadora!

Jesús María Bustelo Acevedo