viernes, abril 18, 2014

El Hijo de Dios



EL HIJO DE DIOS

Agua a tornar en vino vino
de poderoso humano mano,
y fue en verdad divino vino
que vuelve al hombre insano sano.


Que lo disfrute, ya no llano
y familiar vecino, sino
todo el que en su destino tino
tenga de hallar lo urbano vano.


¡Y este laúd afino fino
si el alma del pagano gano!


Jesús María Bustelo Acevedo

miércoles, marzo 19, 2014

La Voz



LA VOZ

Hermoso regalo, Helen,
que a los humanos les diste,
para que no se desvelen
y nadie se ponga triste.

Bravo por ti, y azucenas
de las que tú nos regalas,
que donde las almas buenas
no existen las mentes malas.

Y si de pronto algún listo
supone que nos engañas,
que busque la paz de Cristo
tras tus traviesas pestañas.

¡Gracias a ti y cuantos suman
con sabias palabras dichas,
disipando las desdichas
con milagros!, ¡Helen Schucman!

Jesús María Bustelo Acevedo

lunes, marzo 17, 2014

Invoco el Nombre de Dios



INVOCO EL NOMBRE DE DIOS

Invoco el Nombre de Dios
y mi propio nombre invoco,
y de esta manera toco
el corazón de los dos.

Que es la verdad lo que prima
en la plegaria sincera
para Aquel que es y que fuera
Quien desde Sí nos anima.

Son cosas de segundón
las vanidades del mundo,
que duran lo que un segundo
pues perecederas son.

Si hay error -y ya concluyo-
habrá que cambiar de tercio:
para el César el sestercio
y para el Señor lo suyo.

Que no es ni mucho ni poco,
sino lo cierto en los dos...
¡Invoco el Nombre de Dios
y mi propio nombre invoco!

Jesús María Bustelo Acevedo

domingo, febrero 16, 2014

Los Errores



LOS ERRORES

Si a tu hermano le señalas
los errores de su ego,
evidente es, desde luego,
que miras y no regalas.

Y si sólo ves su llanto,
será el llanto que tú llores,
porque el Espíritu Santo
no percibe sus errores.

Él sabe que es falsedad
de un mundo loco y caduco
que se deshace en su truco
ante la eterna verdad.

Contempla en tu hermano a Dios
en su infinita pureza
y abrazarás la belleza
que siempre os une a los dos.

Jesús María Bustelo Acevedo

martes, enero 28, 2014

Triángulo Amoroso



TRIÁNGULO AMOROSO

Poeta, mujer y ángel
forman un trío divino,
y si algo falta, es el vino,
y si algo sobra, es el ángel.

Pues no se puede perder,
que está su gracia dispersa
en el alma del que versa
y un ángel es la mujer.

Si el bardo descubre el velo
y el ángel te da alegría,
la mujer es esa guía
que te conduce hasta el Cielo.

Jesús María Bustelo Acevedo

Plegaria Mudéjar




PLEGARIA MUDÉJAR

Señor que enfermoseaste
la negritud de la noche,
poniendo de plata un broche
cuando la Luna creaste;

Señor, de cuyo perdón,
queda todo don humano
a la altura de lo vano
que idolatra su razón;

Señor, ajeno al lamento
de quien te niega infeliz
y no agradece el arrizq
a quien procura el sustento;

Sustento que das al paria
lo mismo que das al rey,
que en amor, tu única ley,
respondes cada rogaria;

Señor, de cuya verdad
toma el día su claror,
y ofrendas así el amor
igual que la libertad;

Señor, que libre es tu ciencia,
y es la libertad humana
a quien jalecó l'aljanna
la más divina obediencia;

Pues sólo hay verdad en Vos,
permite que perdonemos
lo que en sueños inventemos
y sin el Amor de Dios.

Jesús María Bustelo Acevedo

jueves, enero 02, 2014

¡Los Ángeles son la Alegría!

http://lsmss.blogspot.com


¡LOS ÁNGELES SON LA ALEGRÍA!

Los ángeles son la alegría
y angélicos somos los hombres
que fuimos creados eternos,
perfectos, sin faltas ni errores,
tal como las hadas risueñas,
tal como los elfos del bosque,
tal como las musas que acercan
del Cielo las inspiraciones,
un Cielo que vive en las almas
de todos los hombres.

Los ángeles son la alegría,
y, alegres, mujeres y hombres,
volvemos a ser lo que somos
sin limitaciones.

Jesús María Bustelo Acevedo

sábado, diciembre 28, 2013

Poema del Nuevo Año




POEMA DEL NUEVO AÑO

Para todos los buenos del Mundo
quiera Dios que esté lleno de paz,
alegría, amistad y cariño
este año que va a comenzar.

¡Para toda la gente de bien,
pero para los malos... también!

Para toda la gente sencilla
que no cesa un instante de dar,
ojalá que les venga repleto
este año de felicidad.

¡A la gente sencilla y fetén,
mas a los retorcidos... también!

Para aquellos que siempre sonríen
aunque todo les vaya muy mal,
ojalá les devuelva este año
su infinita generosidad.

¡Que este año les traiga un Edén,
y a los hombres sombríos... también!

Para aquel que te ofrece su ayuda,
para todo el que sabe escuchar,
venga el año que empieza cargado
de palabras de amor y amistad.

¡Al que escucha y jamás mira a quien,
mas a los charlatanes... también!

Para aquel que se siente contento
desviviéndose por los demás,
quiera Dios que este año lo trate
con la misma liberalidad.

¡Para todo el que tenga ese gen;
para el que no lo tenga... también!

Para aquellos, creyentes o ateos,
que combaten la desigualdad,
que defienden a los indefensos
y jamás dejarán de luchar:

¡Que este año les dé el cien por cien,
pero a los egoístas... también!

Para todo el que cree en el hombre
como cree en la Divinidad,
y enfrentado a cualquier imposible
de volverlo posible es capaz:

¡Feliz Año al que suba a este tren,
y para el que no suba... también!

Para aquellos que luchan fervientes
contagiándonos a los demás,
que este año les dé todo aquello
con lo cual se consiga triunfar.

¡Para aquel que no humille su sien,
y para el derrotado... también!

Para todo el que ame o no ame,
el que escuche o no sepa escuchar,
que este año les llegue repleto
de esperanza y de felicidad.

¡Feliz Año a las gentes de bien,
y también a los otros! ¡Amén!

Jesús María Bustelo Acevedo