martes, abril 22, 2014

¡Los locos somos nosotros!



LOS LOCOS SOMOS NOSOTROS

Los locos somos nosotros,
no era el loco Don Quijote,
el que abrazó la cordura
que habita en los corazones,
y, a su manera, se puso
a desfacer los errores,
a derrotar los gigantes
que tras molinos se esconden,
a liberar a las gentes
de sus indignas prisiones,
velar por damas sencillas
que son hermosas y nobles
más allá de lo que digan
jerárquicas invenciones,
a amparar a los pequeños
de nuestros actos más torpes,
y, finalmente, a morir
al dudar de sus acciones,
como dudan los mortales
cuando ignoran que son dioses,
como bien dijo Jesús
de Nazaret a los hombres...
¡Los locos somos nosotros,
no era el loco Don Quijote!

Jesús María Bustelo Acevedo

lunes, abril 21, 2014

¡Buda me habló en Internete!



¡BUDA ME HABLÓ EN INTERNETE!

Más o menos a las siete
de la mañana, un domingo,
y al verlo me dio un respingo,
¡Buda me habló en Internete!

Sorprendido al ver venir
de repente a ese gachón
de donde Michael Jacksón
se fue hace tiempo a vivir,

y por salir de la duda,
le dije así: "Venerable,
si algo de mí quiere, hable..."
Y, entonces, me dijo Buda:

"He venido del Nirvana,
el divino Paraíso,
donde el menda entrar no quiso
porque no le dio la gana,

"y es que en todos mis hermanos
pretendo ver la virtud
de la eterna juventud;
cuando todos estén sanos

"y disfruten del Edén,
cuya entrada sigue abierta,
yo pasaré por la puerta
y me sumaré también

"a gozar de cada don,
que ni empieza ni termina,
que da esa fuente divina
que está en nuestro corazón.

"Mas ahora quiero, Jesús,
que prosigas escuchando,
y que no sigas temblando
o te dará un patatús.

"Voy a hablarte del dolor,
dolor que viene del duelo
de ocultarse tras un velo
de la verdad del amor.

"Ese amor que es libertad,
y es salud y es inocencia,
y es abrazar la conciencia
de nuestra divinidad.

"De ese Dios que es sentimiento
de unidad y de alegría,
y el ignorarlo es la vía
que conduce al sufrimiento.

"Mas, ¡abre bien tus orejas
a ese perdido eslabón
que es el Dios del corazón,
que al abrazarlo te alejas

del negarlo, que es sufrir,
que es la mente la locura
y el corazón la cordura
y la verdad de vivir,

"¡y esa vida es el Nirvana!"
Y así Buda, en Internete,
más o menos a las siete
me dijo por la mañana.

Canalizado por Jesús María Bustelo Acevedo

viernes, abril 18, 2014

El Hijo de Dios



EL HIJO DE DIOS

Agua a tornar en vino vino
de poderoso humano mano,
y fue en verdad divino vino
que vuelve al hombre insano sano.


Que lo disfrute, ya no llano
y familiar vecino, sino
todo el que en su destino tino
tenga de hallar lo urbano vano.


¡Y este laúd afino fino
si el alma del pagano gano!


Jesús María Bustelo Acevedo